artrosis de rodilla

Artrosis de Rodilla: Diagnostico Causas Síntomas Tratamiento

Artrosis de rodilla: Es un proceso degenerativo que se da en las articulaciones, se presentan cambios en el cartílago articular, el cual sufre un proceso de reblandecimiento o deterioro, llegando incluso a desaparecer en periodos avanzados.

El hueso subcondral (la capa del hueso debajo del cartílago) presenta aumento de la densidad ósea o esclerosis y aparecen prolongaciones óseas del hueso de forma irregular y tamaño variable.

La artrosis de rodilla es el tipo más común de las osteoartritis; también es la causa más frecuente de discapacidad en muchos paises. El diagnóstico y tratamiento temprano ayudan a manejar los síntomas de la osteoartrosis de rodilla.

Una visión general le ayudará a entender los síntomas, el diagnóstico y las opciones de tratamiento.

Las causas de la artrosis de rodilla

El deterioro del cartílago articular es el problema principal asociado con esta enfermedad.

La condición puede ser causada por:

El diagnóstico de la osteoartrosis de rodilla

La historia clínica, el examen físico y los rayos X se usan para diagnosticar la osteoartrosis de rodilla. Los rayos X son muy útiles, ya que permiten al médico ver la evidencia de estrechamiento del espacio articular y descartar otras causas de dolor en la rodilla.

Si se necesita una imagen más detallada, se debe realizar una resonancia magnética.

articulacion de la rodilla
Imagen bajo licencia CC http://www.fotosimagenes.org/

La artroscopia de rodilla es otra manera de ver la condición de la rodilla.

En el examen físico se tienen en cuenta los siguientes parámetros, para el diagnóstico:

  • Dolor mecánico relacionado con la actividad articular.
  • Inflamación de la rodilla acompañada de calor y tumefacción.
  • Roce o crepitación al movilizar la rótula.
  • Limitación Funcional.
  • Atrofia del músculo cuádriceps.
  • Test articular.
  • Examen muscular.
  • Marcha.
  • Postura.

Los síntomas de la artrosis de rodilla

Generalmente se desarrolla durante un período de años de forma gradual. Los principales síntomas asociados con la enfermedad incluyen:

El dolor es generalmente peor posterior a la realización de alguna actividad, que involucre especialmente el uso excesivo de la rodilla afectada, este puede ser continuo de acuerdo al progreso de la enfermedad.

La rigidez puede empeorar después de estar sentado por períodos prolongados de tiempo. En la artrosis de rodilla, los síntomas se vuelven más graves a medida que avanza el desgaste del cartílago en la articulación.

artrosis de rodilla
Imagen bajo licencia CC http://www.fotosimagenes.org/

El tratamiento de la artrosis de rodilla

Esta enfermedad no se puede curar, pero hay tratamientos disponibles para ayudar a controlar los síntomas.

Medicamentos, como el paracetamol, pueden ayudar a controlar y aliviar el dolor. Algunos pacientes obtienen una disminución del dolor con el uso de AINEs (fármacos anti-inflamatorios no esteroideos) o Celebrex.

También están disponibles los analgésicos opioides, para pacientes que necesitan alivio del dolor crónico.

Además de los medicamentos, otros tratamientos incluyen:

  • Inyecciones intra articulares locales de esteroides o viscosuplementadores
  • Ejercicio/terapia física
  • Pérdida de peso en caso de sobrepeso
  • Cremas de uso tópico
  • Rodillera o férula de apoyo
  • Técnicas de protección de las articulaciones
  • Calor y frío
  • Glucosamina y sulfato de condroitina
  • Cirugía, como último recurso

Guía de manejo físico terapéutico

Aquí les sugiero algunas pautas en el tratamiento con terapia física que incluye:

Manejo con termoterapia.

 

Electroterapia durante 10 minutos, para manejo de dolor.

Movilizaciones activo asistidas y pasivas suaves de rodilla.

Mejorar la fuerza muscular, en general, del miembro inferior bilateral.

Realizar ejercicios isométricos e isotónicos resistidos.

Realizar estiramiento en general de miembro inferior.

Conseguir mayor funcionalidad, si persiste el dolor intenso, utilizando bastón contralateral.

Corregir o prevenir la deformidad con el objetivo de retrasar la evolución de la enfermedad.


Noticias y Actualizaciones

La fuerza y la velocidad de produccion de fuerza del cuádriceps ligada a la función física en pacientes con Artrosis de rodilla

En un estudio presentado a comienzos del mes por la Association of Academic Physiatrists en las vegas, se determinó que la fuerza del cuádriceps y su velocidad en la producción de fuerza, afectan el desempeño físico en personas con o en riesgo de artrosis de rodilla.

Los músculos de las extremidades inferiores, especialmente los cuádriceps, juegan un papel importante en el desarrollo de la artrosis de rodilla.

La debilidad muscular ya ha sido identificada como un factor de riesgo potencial para el desarrollo de la artrosis de rodilla debido a una mayor carga generada en dicha articulación.

Los investigadores, recientemente han establecido que la rapidez con que el cuádriceps genera fuerza, al empujar la pierna hacia afuera, tiene un efecto directo sobre el desempeño físico en personas con o en riesgo de artrosis de rodilla.

“Por lo que sabemos, hasta ahora no han habido estudios en personas con o en riesgo de artrosis de rodilla que hayan relacionado a la velocidad de la producción de fuerza muscular como un factor de riesgo en el empeoramiento de funciones físicas como caminar, levantarse de una silla o subir escaleras,” explica Neil Segal, MD, MS; director de investigación clínica y director médico de rehabilitación musculoesquelética en el Departamento de medicina de la Universidad de Kansas Medical Center.me

“La mejor comprensión de la relación de la velocidad de la producción de fuerza muscular y el empeoramiento de la función física, podría generar nuevos diseños de rehabilitación para ayudar a las personas que sufren pérdidas o disminución en las funciones físicas relacionadas con la artrosis de rodilla.”

El estudio se realizó en casi 5.000 adultos con o en riesgo de artrosis de rodilla. El equipo del Dr. Segal siguió 3.996 participantes durante 12 meses, 3.820 durante 24 meses y 3.623 durante 36 meses.

Aquellos con lesiones de rodilla o que desarrollaron artritis reumatoide, no continuaron durante los 36 meses del estudio.

Para determinar la velocidad de desarrollo muscular, esta se midió utilizando una silla especial con un sensor para medir la fuerza muscular cuando la pierna es empujada hacia fuera y adelante.

El funcionamiento físico se midió a través de una marcha cronometrada de 20 a 400 m.

De la misma forma, se midió la velocidad con la que los participantes cambiaban desde la posición de sentado a estar de pie.

Por último, los investigadores registraron la autoevaluación del desempeño físico de los participantes (por ejemplo, caminar, vestirse, bañarse, etc.) utilizando la escala WOMAC, que es la encuesta más común para la autovaloración de la función física en personas con artrosis de rodilla.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, Encuentre mas informcaion sobre como Google utiliza la cokies en su Pagina Oficial PAGINA OFICIAL DE GOOGLE

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This