El hueso subcondral y el desarrollo de la artrosis

Ultima actualizacion: octubre 5th, 2018 at

Hueso subcondral: La artrosis es comúnmente identificada como una enfermedad, en las que se desgasta el cartílago articular.

Sin embargo, descubrimientos recientes demuestran que la artrosis no es una enfermedad en la que sólo se desgasta el cartílago, sino que, otras partes de la anatomía ósea, como el hueso subcondral desempeñan un papel importante en el desarrollo de esta enfermedad.

¿Qué es el hueso subcondral?

El hueso subcondral es la capa de hueso que se encuentra justo debajo del cartílago, y sirve como amortiguador adicional en aquellas articulaciones que soportan peso.

Este tipo de hueso tiene vasos sanguíneos que suministran nutrientes y oxígeno, a la vez que evacúan los desechos, de esta manera, y debido a la estrecha asociación con el hueso subcondral vascularizado, es como el cartílago se mantiene nutrido.

El hueso subcondral y el desarrollo de la artrosis
Los vasos del hueso subcondral proporcionan más de la mitad de hidratación, oxigenación y glucosa requerida por el cartílago. Por lo tanto, la correcta función del hueso subcondral, marca la diferencia en la salud del cartílago.

El hueso subcondral y la artrosis

En la artrosis, el hueso subcondral se vuelve más grueso de lo normal. La evidencia sugiere que el engrosamiento ocurre antes de que el cartílago articular comience a desgastarse, siendo esto una clara indicación, de su importante papel en el desarrollo de la artrosis.

Los estudios han encontrado que justo antes de desarrollarse la artrosis, se aprecia un aumento en la tasa de recambio del hueso subcondral, medido mediante gammagrafía.

El recambio es un proceso que estimula al hueso para que se descomponga y repararse a sí mismo, liberando subproductos de ese metabolismo en el suministro de sangre, que nutre tanto el hueso como al cartílago.

Entonces, el incremento en la tasa de recambio genera un aplanamiento o depresión de la superficie articular, que se observa en la artrosis temprana de rodilla y podría indicar si esta articulación tiene una mala alineación.

Una teoría que explicaría el aumento en esta tasa de recambio, es que el desgaste de la rodilla causa microfracturas que se encuentran en un estado constante de reparación. Esta actividad produce enzimas y proteínas que pueden tener efectos adicionales en el cartílago adyacente.

Los investigadores también descubrieron que el tejido óseo subcondral, produce varias citoquinas y factores de crecimiento (proteínas), que pueden causar inflamación y cambios en el tejido del cartílago.

Lo que sucede exactamente y qué productos químicos son exactamente responsables de esto, requiere más investigación.

Otras afecciones del hueso subcondral en la artrosis

Quiste oseo subcondral

Es un saco lleno de líquido que se extiende en la articulación. Es un hallazgo muy común en los rayos X, cuando se diagnostica la artrosis, pero no requiere drenaje u otro tratamiento.

Compartelo...!

Esclerosis subcondral

Es un aumento de la densidad ósea o engrosamiento en la capa subcondral, que se observa en los rayos X para la artrosis. Es uno de los sellos radiológicos de la condición.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, Encuentre mas informcaion sobre como Google utiliza la cokies en su Pagina Oficial PAGINA OFICIAL DE GOOGLE

ACEPTAR
Aviso de cookies