Manejo de Sintomas

Controlar los sintomas de la artrosis es el camino más conveniente para llevar una vida normal.

La implementación oportuna de estrategias para controlar síntomas como el dolor, la rigidez y la hinchazón, evita que estos interfieran significativamente con la capacidad de desempeñar normalmente las tareas cotidianas.

En la actualidad, no existe cura para la artrosis pero, si se interviene a tiempo, es posible detener su avance y un mayor daño en las articulaciones.

Afortunadamente, existen muchas maneras de controlar los síntomas. Tómese unos momentos y entérese de las estrategias más eficaces.

Control de síntomas a largo plazo

Como una persona que sufre de artrosis, usted tendrá que considerar esta condición con una visión amplia y a largo plazo.

Los síntomas de la artrosis no se pueden superar de un día para otro o con una sola pastilla, por eso es importante que usted adopte un enfoque integral.

Primero que todo, caractericese como administrador de un equipo que esta para ayudarle. Este equipo, debe estar integrado por su médico y otros profesionales en la salud, sus amigos, y familia.

Sin embargo, usted es el integrante con mayor responsabilidad y debe comprometerse a efectuar cambios saludables y a seguir el plan que usted y su equipo hayan diseñado.

Principales estrategias

Su plan, para controlar los síntomas de la artrosis debe incluir:

  • Manejo de síntomas  como el dolor, la rigidez y la inflamación
  • Mejoramiento de la movilidad articular y la flexibilidad
  • Control de su peso corporal
  • Mantenimiento de un adecuado estado físico a través del ejercicio

Puede que suene un poco agobiante pero si comienza paso a paso, efectuando cambios simples en su actual rutina y sin intentar cambiar de un solo tajo su comportamiento, la gestión en el manejo de los síntomas será mucho más fácil y tendrá mayores probabilidades de éxito.

Recursos

Estírese

Los estiramientos suaves y lentos mejoran la flexibilidad, reduce el dolor y la rigidez de las articulaciones.

Las primeras horas del día son un buen momento para efectuar ejercicios de estiramiento y  afrontar las tareas del día con menos dolor y rigidez.

Investigue si cerca de donde usted vive existen gimnasios que dentro de sus programas de entrenamiento, ofrezcan yoga y Pilates básico.

También investigue si hay grupos de apoyo que practiquen, tai chi, o cualquier otro tipo de meditación activa.

No olvide consultar con su médico para evaluar su nivel de condición física y cualquier otra consideración especial.

Muévase

Está comprobado que la actividad física es una la forma más efectiva para manejar los síntomas de la artrosis.

Si odia el ejercicio, debe saber que actividades simples como caminar por el vecindario o chapotear en una piscina por diversión, también son de gran ayuda.

Pero si esto le parece excesivo, es preciso que usted sepa el movimiento reduce significativamente el dolor. Ademas, el exceso de peso empeorara su artrosis

Fortalezca sus musculos

Un ejercicio aeróbico que le hace sudar, no es el único tipo de entrenamiento que ayuda con los síntomas de la artrosis.

Los ejercicios de fortalecimiento muscular alrededor de las articulaciones afectadas, alivian la carga sobre la articulación y reduce el dolor.

Su médico o  fisioterapeuta pueden sugerir los ejercicios más adecuados para usted.

Controle su peso

El exceso de peso añade estrés adicional a las articulaciones principalmente caderas, rodillas y adicionalmente pero no menos importante, se presenta sobrecarga en pies y espalda.

La obesidad ha sido citada como posible causa para el desarrollo de la artrosis en las rodillas y cadera.

Si usted tiene sobrepeso, es muy probable que no quiera hacer ejercicio porque no le gusta o se cansa fácilmente.

Sin embargo, debe tener muy en cuenta que las personas con artrosis deben deshacerse del exceso de grasa y mantener un peso adecuado para reducir el dolor, y limitar el daño progresivo de las articulaciones.

Hable con su médico acerca de un plan para el control de peso y la elección de alimentos saludables. Encuentre más recursos para bajar de peso aquí.

Administrese con medicamentos.

Muchos medicamentos de prescripción (sólo disponibles bajo receta medica) o medicamentos de venta libre (disponible en las farmacias o en línea) tratan los síntomas de la artrosis.

Los medicamentos comunes para le tratamiento de la artrosis incluyen AINEs (medicamentos anti-inflamatorios ), cuyo objetivo es minimizar la inflamación la cual es una causa potencial del dolor y la hinchazón.

Analgésicos (que sólo tratan el dolor).

Los tratamientos tópicos (que se frotan sobre la piel en la zona afectada para aliviar temporalmente el dolor e hinchazón), e inyectables, como la terapia de ácido hialurónico.

Estos son administrados por el médico y su objetivo principales remplazar el líquido articular agotado por la artrosis.

Investigue alternativas

Muchas personas con artrosis recurren a terapias alternativas para tratar los síntomas y mejorar su bienestar general.

Suplementos nutricionales y remedios como la glucosamina y el sulfato de condroitina, están disponibles sin receta médica y pretenden tratar la artrosis mediante la restauración del cartílago.

Otros tratamientos alternativos comúnmente utilizados incluyen la acupuntura, técnicas de masaje, hidroterapia y herramientas externas como las pulseras de cobre.

La investigación científica sobre estos métodos no muestra efectos probados, así que consulte a su médico antes de comprar o iniciar algunos de estos tratamientos.

Ayúdese con Gadgets

La personas que sufren de artrosis presentan dolor y rigidez en las articulaciones porque estas no funcionan correctamente, esto dificulta las tareas cotidianas.

Sin embargo, esto se puede solucionar en gran medida con la utilización de productos llamados dispositivos de apoyo.

Estos incluyen artefactos como scooters, bastones, férulas, zapatos ortopédicos, andadores o herramientas útiles como agarraderas para abrir frascos o manijas para el volante y otros.

De la misma forma, algunos productos son adaptados para facilitar su uso.

Considere la posibilidad de adaptar este tipo de tecnología con el fin de evitar tensión en las articulaciones, su médico o terapeuta físico le puede ayudar a determinar lo que es correcto para usted.

Sea Positivo /a

Controlar los síntomas de la artrosis es una tarea de toda la vida. Por eso es importante mantener una actitud positiva acerca de su metas.

Piense en los beneficios que puede obtener con la actividad física y el estiramiento, y lo bien que se sentirá con articulaciones más flexibles y menos dolor.

Concéntrese en las cosas buenas en su vida, como su familia o hobbies, y cuánto más podrá disfrutar de ellos si esta manejando adecuadamente sus síntomas de artrosis.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, Encuentre mas informcaion sobre como Google utiliza la cokies en su Pagina Oficial PAGINA OFICIAL DE GOOGLE

ACEPTAR
Aviso de cookies