Osteofitos vision general

Los osteofitos son extensiones oseas cubiertas de fibrocartílago, comúnmente llamados “espolones”.

Sin embargo, a pesar de su nombre común, en realidad son pequeñas protuberancias redondas de hueso extra (excrecencias óseas) que crecen alrededor, y dentro de las articulaciones.

¿Como y porque de forman? ¿Que síntomas desarrollan? ¿Tienen complicaciones? ¿Se pueden tratar con medicamentos, naturalmente o cirugía?

Siga leyendo para encontrar las respuestas…!

Aclarando conceptos

Existe cierta confusión para identificar los diferentes tipos de crecimiento óseo anormal.

Así que para salir de dudas, debemos saber que los crecimientos óseos anormales se dividen en tres grupos:

Espolón de tracción: Estos crecimientos óseos se forman principalmente por un estímulo de tracción entre tendones y ligamentos. Un ejemplo de este crecimiento es el espolón calcáneo que se produce por la tracción repetitiva del tendón sobre este hueso.

Espolón inflamatorio: Este crecimiento está representado por el sindesmofito, que consiste en la osificación de ligamentos y tendones en el hueso, como es el caso de la espondilitis anquilosante.

Osteofito o condro-osteofito: Este surge en el periostio (membrana que recubre el hueso) en la unión entre el cartílago y el hueso.

En este artículo informaremos sobre las causas, síntomas y diferentes tratamientos del condro-osteofito llamado también osteofito, que se desarrolla en los márgenes de las articulaciones diartrodiales, apofisarias y cuerpos vertebrales, y es una característica común de la artrosis.

Causas

Osteofitos y artritis

Los osteofitos a menudo se desarrollan en articulaciones que muestran signos de degeneración y están asociados con la artrosis, el tipo más común de artritis.

La artrosis implica la degeneración del cartílago, pero también se presenta una remodelación del hueso subcondral en la articulación.

En la mayoría de los casos, esta remodelación incluye la formación de osteofitos debido a que el cuerpo trata de reparar la pérdida, mediante la creación de crecimientos óseos cerca de la zona afectada.

De esta forma, el hueso adicional “ayuda” a incrementar la superficie del área que soporta la carga de la articulación.

La presencia de osteofitos es útil para distinguir la artrosis de otros tipos de artritis durante el diagnóstico médico.

Cómo se forman los osteofitos?

Los osteolitos son un intento del cuerpo por compensar el deterioro de la articulación debido a la edad, degeneración articular o alguna lesión. Desgraciadamente este intento del cuerpo por curarse a sí mismo no se realiza de manera correcta

El cuerpo forma osteofitos con el propósito de limitar o detener el movimiento de la articulación, que debido al deterioro pierde su ajuste natural.

En profundidad

Los osteofitos pueden contribuir tanto a las propiedades funcionales de las articulaciones afectadas como a los síntomas clínicos relevantes.

Su formación está muy asociada con el daño del cartílago, pero también se desarrollan sin daño cartilaginoso explícito.

Estos crecimientos se derivan principalmente de células precursoras en el periostio y los factores de crecimiento de la superfamilia TGF-β parecen jugar un papel crucial en su desarrollo.

Las siguientes teorías y explicaciones sobre su formación, están fundamentadas en estudios recientes relacionados con sus causas:

Factor de crecimiento transformante beta

Se piensa, que el factor de crecimiento transformante beta (por sus siglas en inglés TGF-β, abreviatura de transforming growth factor beta) juega un papel importante en el desarrollo de osteofitos.

El factor de crecimiento transformante Beta, pertenece a una familia de polipéptidos estrechamente relacionados con diversos grados de homología estructural y efectos importantes sobre la función celular.

El TGF-β estimula la replicación de células osteoblásticas y la formación de hueso, pero no favorece la diferenciación osteoblástica.

Daño en el cartílago

El osteofito se desarrolla después de una pérdida de cartílago, cuando el remanente de este tejido intenta reparar la ausencia cartílago en la parte dañada de la articulación.

Debido a esto, el osteofito tiende a formarse en el compartimento articular que presenta pérdida de cartílago, lo que sugiere que es un evento localizado que estabiliza de alguna manera la articulación dañada.

Sin embargo, hasta ahora no se entiende completamente cómo comienza o qué es lo que impulsa la formación del osteofito, ya que este crecimiento óseo también se desarrolla en ausencia de daño articular.

Lesiones y desgaste por edad

Dado que las condiciones degenerativas articulares son características en atletas y ancianos, los osteofitos son muy comunes en personas con lesiones deportivas o relacionadas con artrosis en personas de edad. También podrían llamarse espolones degenerativos.

Síntomas

Los osteofitos aparecen generalmente en la columna vertebral, pero también se presentan en cualquier parte del cuerpo.

Aunque en sí mismos no son una fuente de dolor, estos crean presión adicional sobre los nervios de la articulación, dando lugar a condiciones médicas a veces dolorosas y debilitantes.

En algunos casos, los osteofitos permanecen asintomáticos durante varios años y cuando presentan síntomas, estos se relacionan con su ubicación y el tipo de articulación en donde están presentes.

Estos crecimientos óseos son de importancia clínica ya que causan dolor y, en ocasiones, pérdida de la función articular.

La compresión de los nervios causada por el osteofito limita la movilidad de la articulación y obstruye tejidos y órganos.

Por ejemplo, los osteofitos vertebrales provocan dolor en la región lumbar y dolor abdominal y se asocian con disfagia y problemas respiratorios.

También se sabe de osteofitos cervicales que han causado parálisis de las cuerdas vocales, compresión de la arteria vertebral y disfonía .

Los osteofitos localizados en otras partes del cuerpo en ocasiones también causan considerable dolor y afectan las funciones relacionadas con el movimiento articular, y la calidad de vida del paciente.

Síntomas específicos y generales

Los síntomas específicos dependen del lugar en el que los osteofitos se encuentran.

Sin embargo, adelante se citan algunos síntomas generales, que en primera instancia de ayudarán a identificar si ha desarrollado esta condición:

Síntomas Generales

  • Ardor o cosquilleo (hormigueo en las manos o en los pies).
  • Dolor sordo en el cuello o en la espalda baja cuando la persona se para o camina (Síntomas específicos de osteofitos cervicales o espondilosis cervical).
  • Pérdida de coordinación en una parte del cuerpo.
  • Espasmos musculares o calambres.
  • Debilidad muscular.
  • Dolor irradiado a nalgas y muslos dependiendo si el hueso afectado se encuentra en la parte posterior o inferior de la espalda.
  • Dolor irradiado a los hombros o la cabeza, si el hueso afectado se encuentra en el cuello.
  • La actividad física tiende a hacer que el dolor empeore.
  • Si los síntomas afectan la parte posterior del cuerpo, la persona se siente mejor al inclinarse hacia adelante doblando la cintura.
  • Si existe una fuerte presión sobre los nervios de las articulaciones de la cadera o rodilla, la persona tendrá problemas para controlar su vejiga o intestinos.

Tipos de Osteofitos

Podemos definir los tipos de osteofitos de acuerdo al lugar de aparición dentro de la articulación (marginal, central, periostico y capsular) y al conjunto articular en que aparece (columna vertebral, rodilla, cadera, falanges y tobillo).

Tipos de osteofitos en relación a su posición dentro de la articulación

Osteofitos marginales

Su nombre se debe a su formación al margen del cartílago articular, este tipo de osteofito se encuentra casi siempre en pacientes con artrosis y se ha demostrado su asociación con el dolor de rodilla y cadera.

Osteofitos centrales

Los osteofitos centrales generalmente están acompañados de osteofitos marginales y aparecen debido a la vascularización (intento de regeneración) de la médula ósea subcondral, (hueso bajo el cartílago).

Su aparición está relacionada de manera directa con una etapa de la artrosis mucho más avanzada que la asociada con los osteofitos marginales.

Osteofito periostico

El osteofito periostico es causado por la estimulación del periostio sinovial. Básicamente es el engrosamiento de las membranas intraarticulares debido a la degeneración de la articulación y al intento regenerativo de esta.

Osteofito capsular

Los osteofitos capsulares aparecen cuando la artrosis está muy avanzada. Estos se asocian con la aparición de alteraciones osteocartilaginosas importantes en las que se presentan engrosamientos de los elementos capsulares, y la capa sinovial de la articulación.

Tipos de osteofitos en relación a la articulacion donde aparecen

Osteofitos Cervicales

Osteofito cervical

Sintomas

En algunos casos los osteofitos en las vértebras reducen el espacio donde se aloja la médula espinal causándo daños a esta o a sus raíces nerviosas.

Esto causa debilitamiento y entumecimiento en los brazos y piernas, si este es su caso, encuentre información detallada sobre osteofitos cervicales aqui.

Osteofitos en la rodilla

Sintomas

Los osteofitos en la rodilla hacen difícil la extensión y flexión de la pierna.

Tambien impiden el normal funcionamiento de los elementos de la articulación, específicamente huesos y tendones.

Osteofitos de Cadera

Sintomas

Los osteofitos en la cadera generalmente causan dolor al caminar. En algunos casos, este se irradia a la rodilla, dependiendo de la ubicación. Además también podrían reducir el rango de movimiento en esta articulación.

Osteofitos en el Hombro

Sintomas

Los osteofitos en el hombro generan fricción en el conjunto del manguito rotador encargado de controlar los movimientos del hombro.

Esto causa inflamación (tendinitis) y dolor.

Osteofitos en los dedos

Sintomas

Aparecen como bultos duros debajo de la piel, y hacen que las articulaciones de los dedos tengan apariencia de nudos.

Osteofitos en el tobillo

Sintomas

Los osteofitos en el tobillo generalmente causan hinchazón de la cápsula y del tejido conectivo.

Las contribuciones relativas de las anormalidades óseas y de los tejidos blandos son variables, pero independientemente de cuál sea el componente predominante, existe choque físico y limitación dolorosa en el movimiento del tobillo.

Osteofitos en articulación temporomandibular (cóndilo)

Síntomas

Dolor en ambas regiones preauriculares (parte superior de oreja), rigidez al mover la mandíbula y  sensibilidad bilateral en la región de la articulación temporomandibular, con crepitación al abrir y cerrar la boca.

Cuándo consultar al médico

Solicite una cita médica si usted siente dolor o hinchazón en una o más articulaciones, o si tiene dificultad para mover una articulación.

El tratamiento temprano ayuda a prevenir o retardar daños adicionales en las articulaciones.

Factores de riesgo

Existe una variedad de factores que contribuyen a la aparición de osteofitos.

Algunos de los más importantes son:

Envejecimiento.

A medida que nuestras articulaciones y cartílagos se desgastan, los ligamentos ya no son suficientes para mantener la estabilidad y el ajuste natural de la articulación.

Esto hace que el cuerpo trate de engrosar la articulación creando hueso nuevo para mantener el ajuste natural de las articulaciones

Lesiones

Accidentes de tránsito o de cualquier otro tipo, que hayan causado lesiones o tensiones excesivas en las articulaciones averiando el cartílago, o cualquier componente de la articulación

Otros factores que influyen en el desarrollo de osteofitos incluyen:

  • Nutrición
  • Malas posturas
  • Problemas estructurales de nacimiento

Complicaciones

En algunos casos, los osteofitos se desprenden del hueso convirtiéndose en lo que los médicos llaman cuerpos libres.

Estos cuerpos libres a menudo quedan flotando en el conjunto de la articulación, o se incrustan en el revestimiento de la articulación.

En algunos casos, estos se desplazan entre los huesos que forman la articulación causando bloqueos intermitentes.

Se han informado sobre otras condiciones y síntomas asociados con la presencia de osteofitos en los siguientes casos:

  • Osteofito de la articulación acromioclavicular que se asocia con la ruptura del tendón supraespinoso.
  • El espolón del cóndilo tibial medial causa dolor de rodilla, particularmente en pacientes con artrosis.
  • Los osteofitos del cuello provocan sensación de hormigueo, debilidad y entumecimiento en los brazos.
  • Lesiones como roturas y dolor en el manguito rotador están asociadas con osteofitos en el hombro que presionan tendones y ligamentos.
  • Los bultos y deformidades están asociados con osteofitos en los dedos.

Pruebas y diagnóstico

Las personas con osteofitos presentan dolor inespecífico y con frecuencia, el área del dolor no está asociada con su ubicación.

Examen físico

En la mayoría de los casos, el diagnóstico de osteofitos sucede de manera incidental cuando se realiza un estudio para otra afección no correlacionada.

La palpación llevada a cabo en el examen físico revela incomodidad y dolor en la región del espolón.

Sin embargo, los osteofitos más profundos generalmente no suelen revelarse mediante la palpación externa.

En este caso, el médico realiza una prueba de rango de movimiento en la articulación para determinar la movilidad y el grado de dolor.

Por ejemplo, los osteofitos que chocan contra los tendones del manguito flotador a menudo causan un dolor considerable.

Examen radiológico

Los rayos X son los estudios de imagen ideales para identificar la ubicación y gravedad de los osteofitos.

Sin embargo, es posible que los osteofitos muy pequeños no sean visibles en estas imágenes.

Por otro lado, las imágenes radiográficas también son útiles en la evaluación relacionada con el grado de los cambios degenerativos de la articulación.

Imágenes

Como se ven los osteofitos en los estudios por imágenes?

En las primeras etapas, las imágenes radiográficas muestran osteofitos con espacio intraarticular bien mantenido en la articulación.

En la etapa avanzada los cambios degenerativos son severos. El estrechamiento del espacio articular, la esclerosis e irregularidades en las articulaciones son algunas de sus características.

Los casos de pinzamiento nervioso se observan por otros métodos de imágenes como:

  • Imágenes por resonancia magnética (IRM)
  • Tomografía computarizada (TC) o
  • Imágenes por electromiografía (EMG).

Ejemplos radiografías de osteofitos

Imagen radiológica realizada para confirmar el diagnóstico de artrosis de cadera. Obsérvese que los osteofitos se manifiestan como proyecciones óseas que son visibles a lo largo del contorno de la articulación

Radiografia Osteofito y daño articular de cadera
Fuente de la imagen: https://www.arthrolink.com/en/disease/understanding/mechanisms-osteoarthritis

Imagen radiológica realizada para confirmar artrosis de hombro. Nótese la presencia de osteofitos y la pérdida del espacio normal entre la bola (cabeza del húmero) y el alveolo (glenoideo).

Radiografia Osteofito y daño articular en hombro
Fuente de la imagen: http://www.orthop.washington.edu/?q=patient-care/shoulder-arthritis.html-0

Imagen de dos osteofitos en la superficie superior del condilo.

Imagen de dos osteofitos en la superficie superior del condilo
Fuente de la imagen: http://www.jiaomr.in/viewimage.asp?img=JIndianAcadOralMedRadiol_2016_28_3_289_195672_f1.jpg

Imagen radiológica de osteofitos en los dedos de las manos

Radiografia de osteofitos en los dedos

 

Ejemplo de tomografía computarizada

Tomografía computarizada que muestra el desarrollo de osteofitos cervicales y la manera en que invaden el espacio de la médula espinal.

Tomografia computarizada de osteofitos en columna vertebral
Fuente de la imagen: https://www.slideshare.net/beefcakemd/musculoskeletal-health-concerns-of-the-aging-population

 

En esta Imagen lateral de rayos x y artroscopica (b) se aprecian los osteofitos de tobillo 1, 2 y 3.

Imagen lateral de rayos x y artroscopica (b) que muestra osteofitos de tobillo 1, 2 y 3
Fuente de la imagen: Anatomy of the Ankle – Scientific Figure on ResearchGate. Available from: https://www.researchgate.net/a-A-lateral-weight-bearing-foot-x-ray-showing-a-tibial-osteophyte-b-Arthroscopic_fig2_265594113 [accessed 22 Jun, 2018]

Preparación para la cita medica

Es muy probable que en primera instancia, usted acuda a su médico de familia quien después de efectuar un diagnostico preliminar lo refiera a un especialista en el tratamiento de trastornos articulares (reumatólogo).

Adelante le suministramos información que le servirá de ayuda en la preparación de su cita médica para saber que hacer y qué esperar de su médico:

Lo que puede hacer

  • Haga una lista de los síntomas que ha tenido y por cuánto tiempo han estado presentes
  • Escriba información médica sobre todos los medicamentos y suplementos que usted esté tomando, y cualquier antecedente familiar de enfermedad ósea o articular.
  • Tenga en cuenta lesiones recientes que puedan haber dañado una articulación.

Cree una lista de preguntas, esto le ayudara a sacar el máximo provecho de su tiempo con su médico y más, si se trata de una entidad oficial de servicios médicos donde controlan el tiempo de consulta

A continuación relacionamos una guía de preguntas para consultar con el profesional que examina sus problemas articulares. Léala y si tiene preguntas adicionales agréguela a la lista, no dude en preguntar a su médico.

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Hay otras causas posibles?
  • ¿Qué pruebas necesito para confirmar el diagnóstico?
  • ¿Qué método de tratamiento me recomienda, si las hay?
  • ¿Qué expectativas puedo tener acerca de que mis síntomas mejoren?
  • ¿Los medicamentos que usted me está recetando tienen efectos secundarios?
  • ¿Es la cirugía una opción en mi caso? ¿Por qué si o por qué no?
  • ¿Qué debo tomar para ayudar a controlar los síntomas?
  • ¿Con qué frecuencia usted monitorizara mi progreso?
  • ¿Debería ver a un especialista?

¿Qué esperar de su médico?

Su médico le formulara una serie de preguntas, por lo que es importante estar preparados para responder y de esta forma sacarle el mejor partido a la cita médica:

  • ¿Cuáles son sus síntomas?
  • ¿Cuándo empezó a notar estos síntomas?
  • ¿Qué tan grave es el dolor?
  • ¿Tiene problemas para mover la articulación o las articulaciones afectadas?
  • ¿Sus síntomas afectan su capacidad para realizar sus tareas diarias?
  • ¿Ha tenido alguna lesión que pueda haber causado daño en las articulaciones?
  • ¿Ha probado algún tratamiento hasta el momento? Si es así, le ha ayudado?
  • ¿Ha sido diagnosticado por otra condición médica?
  • ¿Qué medicamentos está tomando actualmente, incluyendo vitaminas y suplementos?
  • ¿Cuál es su rutina de ejercicio?
  • ¿Alguno de sus familiares de primer grado, como sus padres o hermanos tiene antecedentes enfermedades en los huesos?

Tratamiento medico

Los osteofitos asintomáticos generalmente no requieren ningún tratamiento específico y no causan problemas importantes.

En muchos casos, solo es suficiente seguir un tratamiento conservador que a menudo tiene buen pronóstico. Sin embargo, los osteofitos persisten incluso cuando los síntomas se resuelven.

Medicamentos

Generalmente se siguen varios enfoques de tratamiento dependiendo de la gravedad de los síntomas.

Un enfoque conservador para las personas con presión leve o moderada en los nervios o la médula espinal, por lo general incluye:

  • Inyecciones de cortisona para ayudar a reducir la inflamación de las articulaciones y el dolor. Sin embargo, los efectos de estas son temporales y será necesario repetir.
  • Medicamentos para aliviar el dolor y la inflamación durante cuatro o seis semanas
  • Terapia física y manipulación de las articulaciones para mejorar la flexibilidad, la resistencia, la postura y reducir la presión sobre los nervios.

Cirugía

Por lo general, primero se prueban tratamientos conservadores. La cirugía está reservada para personas que tienen síntomas graves, especialmente cuando el osteofito causa una grave discapacidad o cuando presiona contra los nervios vecinos.

Cuando se forman en la columna vertebral, posiblemente sea necesaria su extirpación para descompresión directa de la presión nerviosa, o para aumentar el ancho del canal espinal y reducir el pinzamiento causado por el osteofito óseo en la médula espinal.

En este caso, es posible que se requiera de una laminectopia que es una cirugía para la remoción de los osteofitos.

Prevalencia de los osteofitos después de la cirugía

Se sabe que algunos osteofitos muestran un agrandamiento importante durante un período de tiempo y la cirugía generalmente no brinda alivio permanente.

Esto se debe a que los osteofitos tenderán nuevamente a crecer con el tiempo. La recurrencia de los síntomas no es poco común.

En circunstancias excepcionales, cuando se extirpa el osteofito debido a que su crecimiento afecta seriamente la calidad de vida, en casi todos los casos este regresa a menos que el problema subyacente que los generó se resuelva de alguna manera. Sin embargo, esto no es posible en el caso de artrosis.

Fisioterapia

El protocolo de fisioterapéutico se compone básicamente de ejercicios dirigidos al fortalecimiento de las articulaciones afectadas.

Por supuesto, si siente dolor, la perspectiva de hacer ejercicio puede parecer un poco desalentadora.

Pero es importante no sentirse intimidado. La investigación muestra que, en general, cuanto más ejercicio hace un paciente siempre que este guiado por un fisioterapeuta, más rápido puede encontrar alivio.

El tratamiento fisioterapéutico de los osteofitos puede incluir varios tipos de ejercicios, que incluyen:

En cadera rodilla manos y pies

Ejercicios de estiramiento y flexibilidad para aumentar el rango de movimiento en la articulación afectada y músculos circundantes.

Ejercicios aeróbicos para mejorar la aptitud cardiovascular y aumentar la tolerancia a la actividad física.

En columna vertebral

En el caso de osteofitosis lumbar los ejercicios están dirigidos al fortalecimiento de los músculos centrales que sostienen la columna vertebral, para aliviar parte de la carga en las articulaciones espinales.

También podría incluir ejercicios especializados para aliviar la presión sobre la médula espinal o una raíz nerviosa comprimida.

Recursos fisioterapéuticos complementarios

Además del ejercicio, un fisioterapeuta también está en capacidad de usar una combinación de opciones de tratamiento complementarios, que incluyen:

Para aliviar la rigidez articular: Terapia de masaje.

Para aliviar la presión sobre una raíz nerviosa comprimida: Mejora postural a través de cambios simples en la posición del cuerpo mientras está de pie, caminando o sentado.

Para el dolor severo o persistente: Tratamientos especiales para el dolor, aplicación de termoterapia o estimulación eléctrica (diatermia por onda corta), ultrasonido y terapia interferencial.

Para alivio sintomático: Uso doméstico de TENS

Resumen

Los osteofitos crecen lentamente y con frecuencia no presentan síntomas.

Sin embargo, estas alteraciones óseas causan dolor cuando impactan otras estructuras, o cuando crecen lo suficiente como para restringir de madera considerable la función de la articulación afectada.

Los osteofitos son crecimientos óseos cubiertos por fibrocartílago liso, a menudo asociado con artrosis.

Estos crecimientos óseos generalmente aparecen desde el periostio hasta la unión entre el hueso y el cartílago.

Los osteofitos son una característica común que se observa en las imágenes radiológicas de la artrosis.

En muchos casos, estos crecimientos óseos permanecen asintomáticos, pero tienen importancia clínica ya que representan o predicen una posible desintegración de la articulación.

Cuello, espalda baja, hombro, rodilla, y tobillo son las regiones más comunes en donde se forman los osteofitos.

Con la edad, la cubierta de cartílago en los bordes de los huesos se desgasta y los huesos se frotan entre sí. Esto desencadena la formación de hueso nuevo formando osteofitos y se considera como la forma en que el cuerpo reacciona para estabilizar la articulación afectada.

El trauma previo y la edad son los factores principales de riesgo en el desarrollo de crecimientos óseos ya sean espolones u osteofitos.

Su incidencia aumenta con la edad y son muy comunes entre las personas mayores de 40 años.

El dolor es el síntoma más común y puede estar relacionado o no con su ubicación.

Los osteofitos se asocian con dolor cuando comprimen estructuras cercanas, nervios o médula espinal.

La actividad tiende a aumentar el dolor asociado con los osteofitos, mientras que el descanso lo disminuye.

Cuando los osteofitos rozan tendones o ligamentos, en algunos casos provocan roturas que causan dolor y pérdida de función articular y movilidad.

La rotura de ligamentos y tendones se evalúan mediante imágenes por resonancia magnética (IRM) o tomografía computarizada (TC).

Las imágenes de rayos X ayudan a evaluar la ubicación y el grado de degeneración de la articulación.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos AINEs son los más usados para reducir el dolor y aliviar la inflamación en la articulación afectada.

En algunos casos los síntomas se controlan con terapia física. Esto incluye compresas frías, ejercicios, tratamiento con ultrasonido y masajes.

Las inyecciones intraarticulares de cortisona se usan para aliviar el dolor en ciertos casos.

Los tratamientos conservadores proporcionan un buen alivio, pero los osteofitos persisten incluso después de resolverse los síntomas.

La cirugia generalmente es viable para espolones por tracción y los de tipo inflamatorio, pero en el caso de osteofitos que se desarrollan a partir de artrosis, el alivio, si lo hay, es temporal dado que estos vuelven a crecer.

Los osteofitos asintomáticos generalmente no requieren ningún tratamiento específico.


Fuentes

Vodičar, M., Košak, R., & Vengust, R. (2016). Long-term Results of Surgical Treatment for Symptomatic Anterior Cervical Osteophytes. Clinical Spine Surgery, 29(9), E482–E487. https://doi.org/10.1097/bsd.0b013e31829046af

Wong, S. H. J., Chiu, K. Y., & Yan, C. H. (2016). Review Article: Osteophytes. Journal of Orthopaedic Surgery, 24(3), 403–410. https://doi.org/10.1177/1602400327

Salvatore, M., Henschke, C. I., Yip, R., Kaur, S., Li, K., Padilla, M., & Yankelevitz, D. (2017). Osteophyte induced lung fibrosis prevalence and osteophyte qualities predicting disease. Clinical Imaging, 44, 1–4. https://doi.org/10.1016/j.clinimag.2017.02.008

van der Kraan, P. M., & van den Berg, W. B. (2007). Osteophytes: relevance and biology. Osteoarthritis and Cartilage, 15(3), 237–244. https://doi.org/10.1016/j.joca.2006.11.006

Sadaksharam J, Khobre P. Osteophytes en la articulación temporomandibular, un espectro de aparición en la tomografía computarizada con haz de cono: informe de cuatro casos. J Indian Acad Oral Med Radiol [serie en línea] 2016 [citado 2018 22 de junio]; 28: 289-91. Disponible en:  http://www.jiaomr.in/text.asp?2016/28/3/289/195672

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, Encuentre mas informcaion sobre como Google utiliza la cokies en su Pagina Oficial PAGINA OFICIAL DE GOOGLE

ACEPTAR
Aviso de cookies