Articulaciones Clasificacion y Funciones

Las articulaciones son tejidos anatómicos del cuerpo en los que dos o más huesos se unen para permitir el movimiento en diferentes planos y ángulos, (con excepción de los huesos del cráneo), y proporcionan además soporte mecánico a la estructura osea.

Introducción

Con excepción del hueso hioides ubicado en el cuello, cada uno de los 206 huesos del cuerpo humano se encuentran conectados por lo menos con otro hueso.

Dicha conexión, se realiza a través de las articulaciones que permiten el movimiento corporal de una manera suave y fluida.

Sin embargo, algunos tipos de articulaciones que unen a los huesos por medio de tejido conjuntivo o cartílago, están diseñadas para proporcionar estabilidad, pero poco o ningún movimiento, por lo que es importante destacar que dicha estabilidad está relacionada con el movimiento.

Esto significa, que entre más estable es una articulación el movimiento puede ser más limitado o nulo.

Por el contrario, aquellas articulaciones que proporcionan una mayor amplitud de movimiento son las menos estables.

El conocimiento de la relación entre la estructura y la función de cada una de las articulaciones le ayudará a comprender la clasificación de las articulaciones en ciertas áreas del cuerpo.

Estabilidad vs. movimiento.

Los huesos con articulaciones de tipo estable y reducida o nula movilidad, se encuentran fuertemente unidos entre sí.

Por ejemplo, en la mayoría de articulaciones ubicadas en el cráneo, estas se unen mediante tejido fibroso y no permiten movimiento en los huesos adyacentes.

Esta falta de movilidad es importante ya que la función principal de los huesos del cráneo es proteger al cerebro.

Del mismo modo, existen articulaciones que unen a los huesos por medio de tejido conectivo fibroso y aunque permiten movimiento (muy reducido) su función principal es soportar el peso del cuerpo proporcionando apoyo y estabilidad.

Por ejemplo, la tibia y el peroné son dos huesos de la pierna que se encuentran estrechamente unidos para dar estabilidad al cuerpo cuando está de pie.

En otras articulaciones, los huesos se mantienen unidos por cartílago lo que permite movimientos limitados entre los huesos.

Por ejemplo, las articulaciones de la columna vertebral sólo permiten pequeños movimientos entre cada una de las vértebras adyacentes, pero cuando éstas funcionan en conjunto, dichos movimientos permiten la flexibilidad necesaria para hacer que el cuerpo pueda doblarse hacia delante, hacia los lados o hacia atrás.

Por último, existen articulaciones que permiten amplios rangos de movimiento. En estas articulaciones, los huesos no están unidos entre sí de manera directa. En su lugar, la superficie articular se encuentra encerrada dentro de un espacio lleno de líquido lubricante que permite a los huesos moverse suavemente unos contra otros.

Este tipo de uniones proporcionan mayor movilidad, pero debido a esta libertad de movimiento, la articulación es menos estable.

La mayoría de estas articulaciones se encuentran en el esqueleto apendicular (conformado por las extremidades del cuerpo, brazos, manos piernas y pies) y permiten que el actuar muscular sobre los huesos produzcan movimiento en la parte del cuerpo donde se encuentra la articulación.

Su habilidad para patear un balón de fútbol, bailar, y comer con un tenedor depende de la movilidad de este tipo de articulaciones.

Clasificación

Las articulaciones se clasifican según su estructura y función.

La primera clasificación se determina según la forma en que los huesos se conectan entre sí, mientras que la segunda clasificación es determinada por el grado de movimiento de cada articulacion.

Sin embargo en la práctica hay una superposición significativa entre las dos clasificaciones.

Estructura

La clasificación estructural divide las articulaciones de acuerdo al tejido que las une o conecta los huesos articulados entre sí.

Existen tres clasificaciones de tipo estructural que son:

Articulacion fibrosa

En esta articulación los huesos están conectados por un tejido conectivo denso, irregular y rico en fibras de colágeno

por lo tanto, los huesos no poseen una cavidad articular entre sus uniones.

La brecha entre las articulaciones fibrosas, puede ser amplia o estrecha y están clasificadas en tres tipos:

Articulación de Sutura

Todos los huesos del cráneo acepción de la articulación mandibular, se unen entre sí mediante una articulación fibrosa llamada sutura.

En los adultos, este tejido conectivo fibroso es enrevesado para impedir el movimiento entre los huesos a la vez que “sutura” (une o cose) fuertemente los huesos del cráneo que protegen al cerebro y conforma la cara.

Las suturas del cráneo se clasifican funcionalmente como Sinartrosis, aunque algunas pueden permitir ligeros movimientos de los huesos craneales.

En los recién nacidos y lactantes, las áreas que contienen tejido conectivo entre los huesos son mucho más amplias, especialmente en la parte superior y lados del cráneo que posteriormente se convertirán en la suturas sagital, coronal, escamosa y lambdoidea.

Estas grandes áreas de tejido conectivo se denominan fontanelas las cuales proporcionan al cráneo la flexibilidad necesaria para que la cabeza del bebé pueda deslizarse durante el parto, al permitir que estas se estrechen o se solapen ligeramente.

Después del nacimiento, las grandes áreas de tejido conectivo permiten el rápido crecimiento del cráneo y la ampliación del cerebro.

Posteriormente, durante el primer año de vida, las fontanelas disminuyen su tamaño a medida que los huesos del cráneo se agrandan y cuando éstas se estrechan después del primer año, dichas áreas fibrosas se denominarán ahora como suturas.

En algunas suturas, el tejido conectivo tendrá un proceso de osificación y se convertirá en hueso causando que los huesos adyacentes se fundan entre sí. Este proceso se llama sinostosis (unido por hueso).

Las fusiones de sinostosis entre los huesos craneales ocurren a lo largo de toda la vida. En el momento del nacimiento, los huesos frontal y maxilar compuestos en mitades derecha e izquierda y unidos entre sí por medio de suturas, desaparecen en el octavo año fusionándose para formar un solo hueso.

Más adelante, la sutura sagital, coronal y lambdoidea del cráneo comienzan a osificarse y fusionarse, lo que causa que la línea de sutura tienda a desaparecer poco a poco.

Articulación Sindesmosis

La sindesmosis es un tipo de articulación fibrosa en la que los huesos paralelos se unen por medio de tejido conectivo fibroso.

En este caso, la brecha puede ser estrecha, con huesos unidos por ligamentos o ancha y rellena por una amplia lámina de tejido conectivo llamado membrana interósea.

En el antebrazo, la distancia entre las porciones de los ejes del radio y el cúbito contiene una membrana interósea que los mantiene fuertemente unidos.

En la articulación tibioperonea distal, las superficies articulares de los huesos carecen de cartílago, pero están fuertemente anclados por tejido conectivo fibroso y ligamentos que se encuentran entre el espacio estrecho anterior y posterior de la articulación. En este caso, la membrana interósea y los ligamentos forman la sindesmosis tibioperonea.

Las sindesmosis que se encuentran en el antebrazo y la pierna sirven para unir huesos paralelos y evitar su separación.

Sin embargo, la sindesmosis no impide del todo el movimiento entre los huesos por lo que estas articulaciones en particular se clasifican funcionalmente como anfiartrosis.

En la pierna, la sindesmosis entre la tibia y el peroné une fuertemente los huesos, permite poco movimiento y mantiene firmemente en su lugar al hueso astrágalo que se encuentra en la articulación del tobillo entre la tibia y el peroné.

Esto proporciona la resistencia y estabilidad necesarias a la pierna y el tobillo para soportar peso.

En el antebrazo, la membrana interósea es lo suficientemente flexible para permitir la rotación del radio generados por movimientos del antebrazo. Así, en contraste con la estabilidad proporcionada por la sindesmosis tibioperonea, la flexibilidad de la membrana interósea antebraquial permite una movilidad mucho mayor.

Las membranas interóseas de la pierna y el antebrazo también proporcionan áreas de soporte muscular.

Así pues, el daño a una articulación sindesmosis, que por lo general resulta de una fractura del hueso con acompañamiento de desgarro, producirá dolor, pérdida de la estabilidad en los huesos, y podría dañar los músculos unidos a la membrana interósea.

Si el sitio de la fractura no está bien inmovilizado con un yeso o férula, la actividad contráctil que desempeñan los músculos, durante la cicatrización podría causar una alineación incorrecta de los huesos.

Articulación Gonfosis

La gonfosis es la articulación fibrosa más especializada que se encarga de anclar la raíz de el diente en sus alveolos ubicado dentro del hueso maxilar superior (mandíbula superior) o hueso maxilar inferior (mandíbula inferior) del cráneo.

La gonfosis también que también se conoce como articulación de clavija y receptáculo se extiende entre las paredes óseas y la raíz del diente.

Esta articulación tiene numerosas bandas cortas de tejido conectivo denso, denominado ligamento periodontal, y funcionalmente se clasifica como sinartrosis debido su inmovilidad.

Articulacion Cartilaginosa

Como su nombre lo indica, en esta articulación los huesos están unidos por cartílago, un tipo de tejido conectivo duro, pero al mismo tiempo flexible.

Este tipo de articulación carece de cavidades lo que implica que los huesos se unen entre sí ya sea por medio de cartílago hialino o fibrocartílago.

Existen dos tipos de articulaciones cartilaginosas.

El primer tipo se denomina Sincondrosis que es una articulación cartilaginosa donde los huesos están unidos por cartílago hialino. La mayoría de este tipo de articulaciones son temporales y sólo aparecen durante el desarrollo inicial del esqueleto.

También se clasifican como Sincondrosis los lugares donde el hueso se une a una estructura de cartílago, tal como sucede entre el extremo anterior de una costilla y el cartílago costal de la caja torácica.

El segundo tipo de articulación cartilaginosa es la sínfisis, donde los huesos están unidos por fibrocartílago.

Articulación Sincondrosis

La Sincondrosis es una articulación cartilaginosa en donde los huesos se encuentran unidos por cartílago hialino.

La Sincondrosis puede ser temporal o permanente.

La Sincondrosis temporal, es la placa epifisaria (placa de crecimiento) de un hueso largo en crecimiento, que es la religión donde crece el cartílago hialino que une a la diáfisis (eje) del hueso a la epífisis (extremo del hueso).

Así pues, el alargamiento del hueso implicará el crecimiento del cartílago y la sustitución de la placa epifisaria por tejido óseo, que se sumará a la diáfisis.

Durante los años de la infancia y comienzos de la adolescencia, las tasas de crecimiento del cartílago y la formación de hueso permanecen iguales. Por lo tanto, la placa epifisaria no tiene mayores cambios en términos de grosor y alargamiento del hueso.

Durante los últimos años de adolescencia, el crecimiento de cartílago se ralentiza y finalmente se detiene alrededor de los 20 años.

En ese momento, la placa epifisaria estará completamente sustituida por hueso y las porciones de diáfisis y epífisis se fusionarán dando lugar a una una sinostosis para formar el hueso largo adulto. Una vez que esto ocurre el alargamiento óseo se detiene.

Debido a que el cartílago es más suave que el tejido óseo, cuando ocurre una lesión de un hueso largo del crecimiento, esta puede dañar el cartílago de la placa epifisaria deteniendo así el crecimiento y el posterior alargamiento óseo adicional.

Por esta razón la placa de crecimiento es considerada como una una sinostosis temporal.

Por otro lado, las capas de cartílago de la infancia y adolescencia también forman la sincondrosis que une el ilion, isquión, y otras porciones del pubis.

En este caso, cuando el crecimiento del cuerpo se detiene, el cartílago desaparece y es sustituido por hueso que funciona dichos componentes óseos en un único hueso componente de la cadera en el adulto.

Por último, ocurre la sinostosis que une a las vértebras sacras fusionándolas entre sí para formar el Sacro adulto.

A diferencia de las sincondrosis temporales de placa de crecimiento descritas anteriormente, sincondrosis permanentes conservan su cartílago hialino y la osificación no ocurre a medida que transcurre la edad.

Un ejemplo de sincondrosis permanente se encuentran en la caja torácica en la primera articulación esternocostal, donde la primera costilla está anclada al esternón por su cartílago costal.

Las sincondrosis tanto temporales como permanentes se clasifican funcionalmente como una sinartrosis.

Articulación Sínfisis

El nombre de esta articulación viene del griego Sínfisis que significa “crecer juntos”. Es una articulación cartilaginosa en donde los huesos se unen por medio de fibrocartílago.

El libro cartílago es un tejido muy fuerte que contiene numerosos haces de fibras gruesas de colágeno, lo cual le otorga mayor capacidad de resistir fuerzas tanto de tracción y como de flexión en comparación al cartílago hialino.

La distancia que separa a los huesos en una sínfisis puede amplia o estrecha.

Los ejemplos de estas uniones amplias se pueden encontrar en la sínfisis intervertebral situada entre los cuerpos de las vértebras adyacentes en la columna vertebral.

En esa parte, existe una gruesa capa de fibrocartílago denominado disco intervertebral que llena el amplio espacio entre cada una de las vértebras y las une fuertemente entre sí.

La anchura de la sínfisis intervertebral es importante porque permite la realización de pequeños movimientos entre las vértebras adyacentes.

Además, el espesor del disco intervertebral proporciona la amortiguación necesaria entre cada vértebra para soportar las fuerzas generadas por el peso corporal, movimientos normales del cuerpo, actividades de alto impacto como saltar o correr y cargas adicionales generadas por el levantamiento y transporte de objetos pesados.

Tanto la estructura como sus componentes le dan a la sínfisis la capacidad de unir eficazmente los huesos y permitir al mismo tiempo un movimiento limitado de la articulación. Por lo tanto, la sínfisis se clasifica funcionalmente como anfiartrosis.

Tipos de articulaciones cartilaginosas sincondrosis y sínfisis

Tipos de Articulaciones Cartilaginosas

En este tipo de articulaciones, los huesos están unidos por cartílago hialino que forma una Sincondrosis o por fibrocartílago para formar una sínfisis.

(A) El cartílago hialino de la placa epifisaria (placa de crecimiento) forma una sincondrosis que une el eje o parte tubular (diáfisis) y el final o extremo (epífisis) de un hueso largo a la vez que permite su crecimiento total.

(B) Las partes de la cadera están unidas a los huesos de la pelvis por fibrocartílago, formando la sínfisis púbica.

Articulacion Sinovial

En este tipo de articulación los huesos no están unidos directamente, en vez de ello tienen una cavidad sinovial y están unidas por un denso tejido conectivo y de tipo irregular que forma la capsula articular asociada normalmente con los ligamentos.

Las articulaciones sinoviales se subdividen de acuerdo a la forma de las superficies articulares de los huesos que conforman cada articulación.

Existen seis tipos de articulaciones:

Articulación en pivote

Este tipo de articulación está conformada por una parte redondeada del hueso encerrada en una cavidad formada en parte por la articulación de otro hueso adyacente y parcialmente unida mediante ligamentos.

Un ejemplo de este tipo de articulación es la articulación atlantoaxial media que se del axis encuentra entre las vértebras c1 (atlas) y c2 (axis). En esta articulación, èl axis articula con la cara interna del atlas, manteniéndose en su lugar mediante un ligamento. Esta articulación permite girar la cabeza de lado a lado

Otro ejemplo es la articulación radiocubital proximal. En esta, la cabeza del radio está rodeada por un ligamento que la mantiene en su lugar cuando articula con la muesca radial del cúbito. La rotación del radio permite movimientos del antebrazo.

Puesto que las articulaciones en pivote rotan alrededor de un solo, se clasifican funcionalmente como una articulación tipo diartrosis uniaxial.

Articulación tipo bisagra

En este caso, el extremo convexo de un hueso se articula con el extremo cóncavo de otro hueso contiguo.

Un buen ejemplo es la articulación del codo entre la tróclea del húmero y la escotadura troclear del cúbito. Otras articulaciones tipo bisagra incluyen la rodilla, el tobillo y las articulaciones interfalángicas.

Este tipo de articulación sólo permite realizar movimientos de flexión o extensión a lo largo de un solo eje. Por lo tanto, la articulación tipo bisagra se clasifican funcionalmente como una articulación uniaxial.

Articulación Condiloide

En esta articulación, la depresión poco profunda en el extremo de un hueso se articula con otra estructura redondeada de otro hueso o huesos adyacentes.

Ejemplos de este tipo los encontramos en las articulaciones de la mano ubicadas entre el extremo distal del hueso metacarpiano y el hueso falange proximal.

Otro ejemplo es la articulación radio carpiana de la muñeca, entre la depresión poco profunda localizada en el extremo distal del hueso radio y con la estructura semilunar del escafoides y piramidal de los huesos del campo. En este caso, la zona articular tiene una forma más ovalada (elíptica)

Las articulaciones condiloides se clasifican funcionalmente como biaxiales, ya que permiten dos planos de movimiento. El primer movimiento de flexión y extensión y el segundo es un movimiento de lado a lado.

Articulación en silla de montar

En esta articulación, la superficie articulares de ambos huesos tienen forma de silla de montar.

Esto permite que los dos huesos encajen como un jinete en una silla de montar.

Un ejemplo de esta articulación se puede observar en la primera articulación carpometacarpiana ubicada entre el trapecio (un hueso car piano) y el primer hueso metacarpiano en la base del pulgar.

Esta articulación le otorga al pulgar la capacidad de moverse dentro del mismo plano de la palma de la mano y por la parte anterior o perpendicular de la palma. Este movimiento de la primera articulación carpometacarpiana es lo que le da a los seres humanos sus distintivos pulgares o punibles y se clasifican funcionalmente como articulación de los ejes.

Articulación Plana

En este tipo de articulación, las superficies articulares de los huesos son planas o ligeramente curvadas y de aproximadamente el mismo tamaño.

Esto permite que los huesos se deslicen entre sí. El movimiento de este tipo de unión es generalmente estrechamente limitado por los ligamentos circundantes.

En términos sólo de su forma, algunas de estas articulaciones pueden permitir múltiples movimientos en los que se incluye la rotación. Esto hace que la articulación plana pueda ser clasificada como multiaxial. Sin embargo, dichos movimientos no están disponibles para todas las articulaciones planas debido a las limitaciones que imponen los ligamentos, huesos vecinos. Algunas pueden presentar múltiples movimientos y otras sólo uno.

Ejemplos de las articulaciones planas se pueden encontrar las articulaciones intercarpianas, de la muñeca, articulaciones intertarsianas, del pie, en la articulación acromioclavicular y articulaciones cigapofisarias.

Articulación Esférica

La articulación con mayor amplitud de movimiento en el cuerpo es la articulación de bola y cavidad. En estas articulaciones la cabeza redondeada de un hueso (bola) encaja en la parte cóncava de un hueso adyacente (receptáculo).

La articulación de la cadera y la articulación glenohumeral (hombro) son las únicas articulaciones esféricas del cuerpo.

En la articulación de la cadera, la cabeza del fémur se articula con el acetábulo del hueso de la cadera. En la articulación del hombro, la cabeza del húmero se articula con la cavidad glenoidea de la escápula.

Tanto el fémur como el húmero permiten movimiento anterior-posterior y medial-lateral, y giros a lo largo de su eje.

Debido a la poca profundidad de la cavidad glenoidea, la articulación del hombro permite una amplia variedad de un movimiento. Por el contrario, la profundidad del acetábulo y los fuertes ligamentos de soporte en la articulación de la cadera, sirven para limitar los movimientos del fémur reflejando la necesidad de estabilidad y soporte de esta y demás articulaciones de la cadera.

Las articulaciones esféricas o de bola y cavidad se clasifican funcionalmente como articulaciones multiaxiales.

Los seis tipos de articulaciones sinoviales

Tipos de Articulaciones Sinoviales

Los seis tipos de articulaciones sinoviales permiten al cuerpo la realización de diversos movimientos.

(A) Las articulaciones de pivote pueden rotar sobre un mismo eje, tal como ocurre entre la primera y segunda vértebra cervical, que permiten mover la cabeza de izquierda a derecha.

(B) La articulación del codo funciona como una bisagra, solo permite la flexión en un solo sentido.

(C) En la unión entre el hueso trapecio carpiano y el primer hueso metacarpiano se encuentra la articulación carpometacarpiana del pulgar. Una articulación parecida a una silla de montar. Permite movimientos de rotación limitados.

(D) Las articulaciones planas como las que existen entre los huesos del tarso del pie, permiten movimientos de deslizamiento limitado entre los huesos.

(E) La articulación radio carpiana de la muñeca es una articulación condilar o condiloide que al contrario de la articulación tipo bisagra permite movimiento en ambos sentidos

(F) Las articulaciones de los hombros y cadera son las únicas articulaciones de bola y cavidad que existen en el cuerpo.

Función

Las articulaciones se clasifican en términos de su función de acuerdo al grado de movimiento que permiten y la forma de dicho movimiento.

Grado de movimiento

Se diferencian tres grupos principales:

Sinartrosis

Estas permiten una movilidad escasa o nula, la mayoría de este tipo de articulaciones son fibrosas por ejemplo las suturas del cráneo que son articulaciones fibrosas.

Anfiartrosis

Estas permiten una leve movilidad y la mayoría son de tipo cartilaginoso, por ejemplo, las articulaciones de los discos intervertebrales.

Diartrosis

Estas permiten una gran amplitud de movimiento, las articulaciones con este tipo de función son articulaciones sinoviales, por ejemplo, las articulaciones del hombro, cadera, codo y rodilla.

Tipo de movimiento

Existe otra clasificación, de las articulaciones, según el tipo de movimiento o la forma en que se mueven y se diferencian tres grupos principales:

Uniaxiales

Este tipo de articulaciones permiten el movimientos rotacionales, de flexión y extensión.

Biaxiales

Las articulaciones en esta clasificación permite movimientos de de flexión / extensión, abducción / aducción y Circunducción.

Multiaxiales

Estas articulaciones permiten movimientos de flexión / extensión, abducción / aducción, circunducción, inversión, eversión y rotación medial / laterales.

Estructura y movimiento

Estructura Movimiento Ejemplos
Pivote Articulacion Uniaxial:  Permite  movimiento rotacional Articulacion Atlantoaxial (articulación vértebras C1-C2); articulación radiocubital proximal
Bisagra Articulacion Uniaxial: Permite movimientos de flexión / extensión Rodilla; codo; tobillo; articulaciones interfalángicas de los dedos de manos y pies
Condiloide Articulacion Biiaxial: Permite movimientos de flexión / extensión, abducción / aducción y Circunducción Metacarpofalángica (nudillo) articulaciones de los dedos; articulación radiocarpiana de muñeca; articulaciones metatarsofalángicas para los dedos
Silla de montar Articulacion Biiaxial: Permite movimientos de flexión / extensión, abducción / aducción y Circunducción Primera articulación carpometacarpiana del pulgar; articulación esternoclavicular
Plana Articulacion Multiaxial: Permite inversión y la eversión del pie, o flexión, extensión y flexión lateral de la columna vertebral Articulaciones intertarsianas de pie; superoinferiores articulaciones entre las vértebras de procesos articulares
Esferica Articulacion Multiaxial: Permite la flexión / extensión, abducción / aducción, circunducción, y los movimientos de rotación medial / laterales Articulaciones del hombro y la cadera

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, Encuentre mas informcaion sobre como Google utiliza la cokies en su Pagina Oficial PAGINA OFICIAL DE GOOGLE

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This