Rigidez matutina

Rigidez matutina: Significado Sintomas Medicinas Suplementos

Rigidez matutina: Se entiende como el dolor y la inmovilidad en las articulaciones, principalmente en las mañanas, después del descanso nocturno, que se alivia, solo hasta que se genera movimiento en el área afectada. Es un sintoma principalmente característico de la artrosis de cadera y rodilla.

¿La rigidez matutina puede generar rangos de movilidad articular disminuidos?

La rigidez matutina (palabra común y en inglés Joint stiffness), en las articulaciones  al mover una extremidad; entiéndase una pierna, un brazo y en muchos casos articulaciones del cuello, puede ocasionar pérdida  o reducción, del rango articular de movimiento (termino medico) en dichos tejidos anatómicos.

El paciente nota que la articulación no se mueve con la misma libertad con que lo hacia antes del descanso nocturno, y que su rango de movimiento es inferior al normal.

Esta es una característica típica en la etapas de la artrosis mas avanzadas, y está asociado con la sintomatología en el diagnostico de esta enfermedad.

En casos extremos, cuando la articulación no se mueve en absoluto se habla de anquilosamiento articular.

Terapìa en casa para la rigidez matutina

El dolor en la rigidez matutina

La rigidez matutina puede generar un dolor intenso, al no poder estirar la extremidad al levantarse de la cama en las mañanas, debido a la limitación del movimiento articular.

El dolor, normalmente se genera por la reducción del espacio intraarticular durante la noche, debido a la inflamación causada por la infiltración de tejidos extraños (espolones u osteofitos) cuando la articulación se encuentra en reposo.

Asi pues, la inflamación y presencia de tejido extraño provoca un deterioro significativo en el recorrido articular.

En algunos casos, el dolor también se debe al desplazamiento de los espolones que se abren paso entre las articulaciones.

Estos trastornos promueven el ataque del sistema inmunologico en los tejidos sanos de la articulación, dando lugar a inflamación, rigidez y potencial inmovilidad. Por esta razón la Artrosis se cataloga como enfermedad autoinmune.

Anquilosis Articular

La anquilosis es la pérdida o inmovilidad de una articulación por lesiones de los huesos, cartílagos o ligamentos que intervienen en ella.

No es propiamente una enfermedad, sino el resultado de una serie de afecciones articulares.

El pronóstico es siempre grave, por lo que afecta las posibilidades de recuperación de la movilidad, si el cartílago se ha endurecido.

El anquilosamiento significa ángulo, postura ligeramente curvada que elige el enfermo artrítico para evitar el dolor.

Entre la rigidez total y la curvatura total, sucede un proceso de endurecimiento progresivo en aquellos tejidos, cuya base de funcionamiento está en la flexibilidad.

Medicamentos y suplementos para la rigidez matutina articular

Existen medicamentos que pueden ayudar a disminuir la rigidez matutina, además de disminuir el dolor y permitir un mayor movimiento de la articulación:

Glucosamina.

Es un amino sacárido que desempeña un papel importante en la formación y reparación de cartílagos.

Se encuentra de forma natural en el tejido articular; y como suplemento se extrae de cangrejos, langostas o conchas de camarones.

En Europa se ha utilizado, para tratar la osteoartritis en caballos y perros durante muchos años.

Su uso, esta indicado para tratar la artrosis en humanos, desde la década de 1980. Los informes indican que este suplemento alivia el dolor de forma similar a AINEs como la aspirina, el ibuprofeno y el sodio de naproxeno.

En los estudios, los pacientes con artrosis leve a moderada que tomaron glucosamina evidenciaron cierto alivio del dolor y un mejor funcionamiento de la articulación. Administrada como suplemento médico, puede tardar dos meses, para tener un efecto beneficioso.

La glucosamina viene en diferentes presentaciones, sulfato de glucosamina e hidrocloruro de glucosamina.

Las dos presentaciones tienen la misma eficacia. Si decide tomar este suplemento, los expertos recomiendan tomar 1.500 mg (miligramos) por día.

Si esta dosis alivia los síntomas, puede disminuir la cantidad gradualmente hasta 500 mg por día.

Planifique bajo supervision medica su consumo junto con los medicamentos que toma actualmente durante 6 a 8 semanas.

Si el dolor baja, pregunte a su médico si debe disminuir o interrumpir los otros medicamentos durante un tiempo, para comprobar si se produce algún cambio en los niveles de dolor y rigidez matutina

Si luego de cuatro a seis meses no nota ningún cambio en los síntomas, probablemente este suplemento no le proporcionara ningún alivio.

Algunos pacientes pueden no responder favorablemente y no mejorar al tomar glucosamina.

Mas sobre medicamentos

Vitamina D

La vitamina D se produce de forma natural en el cuerpo cuando la piel se expone a la luz natural.

En los estudios se ha encontrado que las personas que presentan deficiencia de vitamina D, tienden a experimentar dolor y rigidez articular siendo esta la razón principal  por la que muchos médicos se recomiendan la suplementacion de vitamina D a pacientes diagnosticados con artrosis.

En algunos pacientes tratados con Vitamina D, se ha reportado una reducción significativa en el grado de discapacidad relacionada con el dolor articular. Ademas, se tiene evidencia que la Vitamina D facilita la absorción de calcio, importante para mantener una buena salud osea.

La vitamina D se obtiene de tres maneras: a través de la piel, la dieta y los suplementos.

Los alimentos ricos en vitamina D incluyen yemas de huevo, pescado de agua salada,  hígado, leche y cereal.

Vitamina B5

Conocida también como ácido pantoténico, está presente tanto en el reino vegetal como animal y se encuentra en la carne, verduras, granos de cereales, legumbres, huevos y leche.

El ácido pantoténico es importante para que nuestros cuerpos utilicen en forma correcta los hidratos de carbono, las proteínas y los lípidos.

Se cree, que la deficiencia de vitamina B5, al igual que la vitamina D, genera rigidez y dolor articular.

Las investigaciones han demostrado que la incidencia de artrosis y bajos niveles de vitamina B5 están estrechamente relacionados y por esta razón, se considera  que su consumo, puede ser eficaz para el tratamiento de la rigidez matutina, causada por artrosis.

Ácidos grasos de Omega-3

Los ácidos grasos hacen parte de la composición de las grasas y constituyen una importante fuente de energía.

Intervienen en el control y regulación de una gran variedad de procesos vitales como la coagulación sanguínea, la regulación de la temperatura del cuerpo y el funcionamiento normal del cerebro entre otras muchas funciones.

Las principales investigaciones sobre los efectos de los ácidos grasos se han centrado en el ácido graso omega-3, habiéndose demostrado claramente que reducen el riesgo de enfermedad cardíaca.

Se recomienda comer pescado al menos dos veces a la semana, especialmente pescado graso como caballa, trucha, arenque, sardinas, salmón y atún blanco. Como suplemento se recomienda el aceite de pescado.

Estas grasas ayudan a disminuir la inflamación, la rigidez y el dolor articular causado por la artrosis.

Son eficaces, para reducir la inflamación que se genera entre las articulaciones, permitiendo mayor movilidad.

Se sugiere una combinación de ácidos grasos de Omega-3 con medicamentos convencionales para la artrosis, como anti-inflamatorios, que pueden proporcionar beneficios adicionales a las personas que viven con el dolor y rigidez en las articulaciones.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, Encuentre mas informcaion sobre como Google utiliza la cokies en su Pagina Oficial PAGINA OFICIAL DE GOOGLE

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This