Esclerosis subcondral

Esclerosis subcondral es una condición dolorosa que afecta a las personas con artrosis. Afortunadamente, se detecta fácilmente y existen varias opciones de tratamiento.

Para entender qué es la esclerosis subcondral, se debe tener una idea clara de cómo la artrosis afecta las articulaciones del cuerpo.

La artrosis no solo degrada el cartílago de una articulación, también desgasta el hueso subcondral por debajo del cartílago.

Entonces, en su intento por renovar este hueso, el cuerpo lo engrosa, dando como resultado la esclerosis subcondral, que se detecta más comúnmente en la etapa avanzada de la artrosis.

La esclerosis subcondral puede causar espolones óseos y, en algunos casos, reduce el movimiento en la articulación afectada.

Esclerosis subcondral: síntomas causas tratamiento

Imagen radiológica de la esclerosis subcondral, incluye también el quiste oseo subcondral

Crédito de la imagen: http://slideplayer.com/slide/9323933/

¿Cómo se detecta?

Cuando se realiza una radiografía como parte del proceso en el diagnóstico la artrosis, la esclerosis subcondral es un aspecto en el que el radiólogo observa y pone especial atención.

En los rayos X, esta afección aparece como un área de hueso más densa justo debajo del cartílago de la articulación, con un color anormalmente blanco a lo largo de la línea articular.

La esclerosis subcondral se observa en la artrosis de muchas articulaciones comúnmente afectadas, como rodilla, cadera, columna vertebral y pie.

¿Qué indica la esclerosis subcondral en la osteoartritis?

La esclerosis subcondral generalmente no predice la progresión de la artrosis. Por lo tanto no se debe suponer que su artrosis empeora, en el caso de ser diagnosticada esta afección.

Un estudio, publicado en 2014, evaluó si la esclerosis subcondral detectada mediante resonancia magnética (MRI) se asociaba con pérdida de cartílago.

Los investigadores reclutaron a 163 personas con dolor de rodilla y les realizaron seguimiento durante tres años con radiografías de rodilla y exámenes de resonancia magnética. No encontraron asociaciones significativas entre la esclerosis subcondral inicial, y un mayor riesgo de pérdida de cartílago en la misma región de la rodilla.

Otro estudio, también publicado en 2014, examinó si la esclerosis subcondral en realidad estaba protegiendo la rodilla del estrechamiento del espacio articular, en personas con artrosis de rodilla en varo (personas con esta afección se conocen como “piernas arqueadas” ya que causa diferencias visibles en el rodilla y pierna).

Los investigadores de este estudio analizaron 192 mujeres a las que ya se les había diagnosticado artrosis de rodilla en varo, mediante radiografías de rodilla, así como absorciometría de rayos X de energía dual (DEXA) en la columna lumbar, fémur proximal y cóndilos de la rodilla.

El estudio concluyó que el aumento de la esclerosis ósea subcondral, podría proteger contra la disminución en el grosor del cartílago.

¿Cómo se trata la esclerosis subcondral?

Al igual que la artrosis, hasta ahora no existe cura para la esclerosis subcondral.

Sin embargo, se pueden intervenir algunos factores controlables, para disminuir su progresión y reducir los síntomas dolorosos.

El ejercicio físico de bajo impacto, que incluye el uso de bicicleta estática, yoga y natación, son excelentes maneras de mantener activas las articulaciones afectadas.

También se recomienda la pérdida de peso en personas con sobrepeso u obesas, como una forma de reducir el estrés en sus articulaciones.

El médico también puede recomendar fisioterapia, hidroterapia u otros tratamientos médicos holísticos, como la acupuntura.

Es posible que el médico recomiende o prescriba medicamentos antiinflamatorios, como ibuprofeno.

Para casos graves, existen medicamentos recetados que pueden ayudar a proporcionar alivio. En general, cualquier cosa que alivie los síntomas de la artrosis, también ayudará en el alivio de los síntomas de la esclerosis subcondral.

En algunos casos más graves, el médico puede recomendar cirugía para eliminar el exceso de crecimiento óseo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, Encuentre mas informcaion sobre como Google utiliza la cokies en su Pagina Oficial PAGINA OFICIAL DE GOOGLE

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest